Antonio Damasio, el error de Descartes o la hipótesis del Marcador Somático

En este momento estás viendo Antonio Damasio, el error de Descartes o la hipótesis del Marcador Somático
  • Categoría de la entrada:Blog

“La mente está encarnada en el cuerpo no solo en el cerebro”. Antonio Damasio

Antonio Damasio (Lisboa, 1944), neurocientífico, filósofo y psicólogo, creció fascinado por la mente humana y a lo largo de su vida ha profundizado en cómo las emociones y la conciencia afectan a los procesos cerebrales, siendo su hipótesis del “Marcador Somático” una de las teorías más influyentes que han tenido lugar en la década de los 90 dentro de los campos de la neurociencia.
 
Dicha teoría se ve reflejada por primera vez en su libro “El error de Descartes” (1994), donde en contraposición con el filósofo francés, Damasio opina que la razón no está separada de las emociones y de los sentimientos sino todo lo contrario, dado que ambas estarían profundamente ligadas a la toma de decisiones del cerebro humano. 
 
 
¿En qué consiste la hipótesis del Marcador Somático? 
 
Damasio denomina “Marcador Somático” a la relación ante un estímulo y un estado emocional. Con ello explica como las emociones vividas afectan directamente a nuestra toma de decisiones y como el hecho de decidir en base a las sensaciones y no en base a la lógica, puede conllevarnos la toma de decisiones correctas o incorrectas.
 
La teoría parte a raíz del estudio del caso Phineas Gage, un obrero que sufrió un accidente trabajando con dinamita que le causó daños en el lóbulo frontal del cerebro. Esto no afectó ni al movimiento, ni a la memoria, ni a la forma de expresarse de Phineas, pero sí afectó drásticamente en su personalidad y a su selección a la hora de tomar decisiones ventajosas. 
 
Según la hipótesis, la corteza frontal orbital combinaría la información procesada en la memoria y la información emocional, disparando una señal somática en el cuerpo que sería la causante de los cambios en el ritmo cardiaco y de las sensaciones que solemos sentir en el estómago cuando estamos a punto de tomar una decisión crítica. Dichas sensaciones generan un bucle de vuelta al cerebro capaz de influenciar en nuestra decisión final. 
 
Así sería como los mecanismos cerebrales se verían influenciados tanto por las emociones como por los sentimientos a la hora de enfrentarse a decisiones críticas, afectando con ello a nuestro vivir cotidiano. 
Desde esta perspectiva, y estando de acuerdo en que los sentimientos y pensamientos generan emociones que afectan a nuestras relaciones e interacciones con los demás, podemos afirmar que nos impactan y generan respuestas que surgen desde nuestro pensar, sentir, y que no están en el otro en sí. Por lo que desde nosotros mismos, nuestro sentir nos abre al otro, paraliza, enfrenta o huye del otro/a. 
Es importante darse cuenta de esto para poder relacionarme con los demás desde el Amar, desde el respeto, ya que la otra persona al igual que yo tiene la capacidad de sentir y responder desde lo que mi cuerpo y mente están provocando al otro/a y, por tanto, ser el resultado de en una relación de convivencia colaborativa, neutra o competitiva. 
 
En la actualidad Antonio Damasio sigue explorando la relación entre la filosofía, la psicología y la neurobiología como principal línea de investigación, siendo ésta reconocida junto a su labor divulgativa a lo largo y ancho del planeta.